Desde doodoa.net apostamos a que todos compramos cada mes un montón de botellas de plástico que lo único que hacen es ocupar espacio hasta que las bajamos al contenedor para reciclarlas.
Y… ¿por qué no les damos una utilidad?
Asiento con botellas de plástico
Este taburete es un gran ejemplo de cómo “la unión hace la fuerza”, y de como un buen recubrimiento hace las cosas bonitas.
La imagen explica todo lo que hay que hacer.

Fácil. Un montón de botellas de plástico juntas, y cinta adhesiva.
Añadir un cojín en la parte superior y una funda.

Share