Pues es tan sencillo, y a la vez tan original que como siempre en doodoa.net sobra cualquier explicación.
Tan solo una cebolla (grande.. eso si) y ya tenéis el molde perfecto.


Share