Ya sabéis que nos encanta esto del reciclado creativo.
Nos gusta dar una segunda vida a las cosas cotidianas… como por ejemplo, un tarrito de cristal.
Como casi siempre sobra cualquier explicación.


Share